Una mujer con esguince atendida por paramédicos
5 agosto 2020

El esguince más terrorífico en bicicleta

Por Jesikka B

En un país ajeno, con pocos recursos financieros y desconocimiento total en casos de emergencia casi me fracturo el pie montada en la bicicleta, lo bueno de todo fue que los rayos x arrojaron un esguince, pero, el más terrorífico de mi vida.

Algunos se preguntarán ¿pero, cómo pudiste hacerte eso si eres la reina de los deportes y bikes?

Lo único que puedo decir es que todo el mundo pasa por momentos imprevistos durante los viajes como éste del cual hoy por hoy aprendí a nunca más estar en el extranjero sin un seguro de viaje.

“Los veteranos enseñando sus cicatrices y yo contando la historia de mi pie enrrollado en la rueda de la bicicleta”

cuentos de camino …

Empreendimiento vs desgracia

Todo empezó cuando yo me quedé sin dinero durante mi viaje de turismo por Manaus-Brasil donde supuestamente iba a pasar alrededor de 10 o 15 días cuando máximo.

Pero, toda mi historia cambió su rumbo al quedar atrapada en el extranjero con una tarjeta de crédito bloqueada, sin auxílio de nadie y sin poder comunicarme con los ejecutivos bancarios.

Desde entonces, comenzaron mis emprendimientos para poder hacer dinero lo más rápido posible ya que me había quedado sin nada para continuar pagando mi estadía en el hostel, el cual me resultó fácil porque tengo sangre de comerciante (en mi vida pasada tuve que ser turca).

Vendí trufas de chocolate, vendí muchísimo, la verdad es que la gente amaba y como no me conformaba con lo que ganaba empecé a hacer yogurt artesanal con granola y frutas.

Para arrancar con todas decidí decirle a mi compañero que fuera conmigo a comprar todos los ingredientes y materiales paseando en bici, yo iría detrás en la parrilla con un cojín improvisado con él para hacer algo diferente.

Le gustó la idea y partimos hasta que a pocos metros de mi casa el pie se deslizó de la tuerca de la rueda de atrás metiéndose por el rayo hasta presionar por completo y frenar la bicicleta.

Él todavía no se habia dado cuenta y yo aún no pegaba el grito viendo como todo pasaba tipo camara lenta. Cuando por fin le dije: !PARA ESTO, FREEENA, MI PIEEEE! fue que notó que estaba pesada la bike porque yo la estaba parando y no era mi peso lo que lo ocasionaba.

Así que muy rápido se bajó y trato de sacarlo pero yo gritaba cada vez más fuerte, él se puso pálido, yo creía que se iba a desmayar, por un momento pensé que iba a tener que calmarlo mientras tenía el pie enrrollado en las ruedas.

Algunos pasaban y sólo veían asombrados, otros trataban de tirar la pierna como si fuera una barbie hasta que llegó un hombre por arte de magia en una moto con las herramientas necesarias para desarmar aquello, no había otra manera.

Mientras él motorizado amablemente sacaba todo, rescataba mi pie y hablaba conmigo diciendo: “todo va a estar bien”, en el edificio que quedaba en frente el guardia de seguridad junto con un inquilino comenzaron a llamar a emergencias.

El tipo a todas estas iba rumbo a su trabajo, luego de salvar mi vida se fue sin decirme su nombre, sin embargo le repetí millones de veces !Obrigada Senhor!

CARA SI VOCÊ ESTÁ LINDO ISTO POR CAUSALIDAD, ESCREVE POR FAVOR!

Los ángeles existen en este plano terrenal

El inquilino que había llamado a emergencias, consiguió una ambulancia por medio de SUS, la red de salud pública de Brasil y se quedó ahí hasta que llegaron los paramédicos, hicieron varias preguntas para llevarme al hospital principal.

Diagnóstico: Esguince en bicicleta

Después de todo el susto gracias a Dios, fue un susto mismo porque a pesar de que mi pie estaba como una gelatina, no me lo quebré si no que me había hecho un esguince.

Entonces, el emprendimiento tuvo que esperar un poco por andar inventando.

Tuve un reposo de apenas 1 mes aproximadamente, la verdad es que no recuerdo muy bien. Lo que si recuerdo es que dolía horrible, era incómodo para bañarme y de paso tenía que estar medicada todo el día para evitar una posible infección en la piel.

Desde entonces, nunca más viajaré sin asistencia médica porque de ser en otro país estuviera quizás tendida en el piso llorando.

Y tú ¿Alguna vez te paso algo en un país extranjero? Echame el cuento.

Por cierto, te invito a pasar por mi Quiosquito colorido.

  • Otros post que seguro te gustarán!